MUERTE DE JAQUETÓN

Imagen

                         

 

                          “ Escuchaste el trinar del pardal frío”

en mediodía triste del invierno

y al ópalo del llanto incontenido

sentiste galopar a los centauros

imponiendo su pan a los hambrientos;

bebiste la pureza vertebrada

de la luz mortecina del relámpago.

Desde la eternidad llegaron los centauros,

– oscuros navegantes de llanura infinita -,

te vistieron con piel de las estrellas

y ,de amatista en luto disfrazada,

tiñeron en silencio tu proyecto de vida.

Tu lágrima y la estrella se tocaron

y al punto en una sóla se fundieron;

se hicieron una lágrima y lloraron,

lloraron tanto que se deshicieron.

Floreció la amapola en la cuneta

con el fulgor etéreo de sangre incontenida;

tu corazón, en un destino amargo,

soñó con la tristeza en nácar esculpida

y se quedó dormido para siempre…

El sueño inconsistente de la idea

se grabó eternamente en tu muerta pupila.

La grandeza de Dios, en muerte disfrazada,

anegó tus espacios con Su luz infinita…

Mientras la primavera en sol ardiente

fabricaba precisa el pan de cada día,

tu lagrima y Su fuerza se tocaron

y al punto en una sóla se fundieron;

se hicieron oración y sollozaron…

Tanto lloraron que se deshicieron.

Anuncios