ROSA DE PUREZA

Imagen

ROSA DE PUREZA

Deposité una rosa de pureza

sobre la ausencia de tus pocos años;

el alma destiló jugos extraños

que tiñeron mis ojos de tristeza.

Se rompió el corazón, – aún está roto-,

rota quedó tu vida, roto el tiempo,

roto el cuadro que Dios pintó contigo,

roto el amor, rotos los sentimientos…

Nadie puede vivir lo que yo vivo,

nadie puede entender mi sufrimiento

por perder, tan temprano, un ser querido;

nada puede doler como esto duele,

nadie puede querer como yo quiero,

nadie puede sentir lo que yo siento.

Quisiera dominar el pensamiento

más no lo puedo hacer. Es dolor fiero

lo que mi pecho siente; es como el arrancar

a dolor vivo trozos del alma rotos por la pena.

Es vivir cada día la condena

de no volverte a ver, mi amor querido.

Mas de repente, como rito extraño,

una rosa de luz abrió su boca

metiéndose en mis ojos malheridos;

reblandeció el dolor, que era de roca,

y adiviné tu risa nuevamente…

en esa rosa fresca, permanente,

que me mantiene en comunión contigo.

Te fuiste con dulzor de sol poniente

llevándote mi pena al infinito; mas la rosa

se iluminó de amor y, pudorosa,

abrió sus pétalos, los pintó transparentes

quedándose conmigo para siempre

con su fanal de luz, junto a tu risa.

Volví a sentir el roce de la brisa

de tu preciosa voz, tan cantarina,

susurrando, como el viento en la encina,

una eterna canción, que nunca acaba.

La rosa blanca canta en mi retina

tu canción; esa rosa inmaculada

la que siempre mantengo para ti,

la que luce entre rosas coloradas

eres tú, mi adorada Valery.

Anuncios