DESDE EL CASTILLO DEL BUEN AMOR

Castillo del Buen Amor

AMANECER EN EL CASTILLO DEL BUEN AMOR 

 

(Descripción de una foto)

 

 

 

Y de repente, saliendo de la nube

 

el rayo blanco se dispara al cielo.

 

Desde el mantón morado sube y sube

 

buscando el infinito azul del velo;

 

 

 

terciopelo que la luz cenital tamiza de colores.

 

Viste la madrugada a los alcores

 

de gala antigua; es el sol quien los  pinta.

 

En la llanura cenicienta y tinta,

 

 

 

se oye el balido del cordero triste.

 

El alma está extasiada y se resiste

 

a borrar de sus ojos la belleza.

 

Sobre la almena del castillo empieza

 

 

 

el nuevo día de los encinares,

 

y sobre un horizonte de alamares se apagan los sonidos de la noche.

 

Castilla entera pinta con derroche

 

 

 

de tonos claros, las abraxas de su fantasía.

 

En la atalaya, se abre al nuevo día,

 

la magia de lo nuevo, que es antigua.

 

 

 

Del Buen Amor tenía que llamarse

 

el lugar donde puede contemplarse

 

todos los días ,esta maravilla.

 

Anuncios