Brindis por la hija muerta

la luna estrella

Brindo por ti, mi amor.

 

                                                                      

 

Brindo por ti, estrella de mis noches,

diamante azul que guía mi destino;

brindo por esos ojos diamantinos

que alegraron mi vida con tu vida;

brindo por que te siento tan querida,

tan dentro de mi alma, de mi cuerpo,

que dudo mucho que nunca hayas muerto,

porque dentro de mí seguirá  vivo

por siempre tu recuerdo, niña mía.

Ángel de luz, estrella de mis  días,

ilumina mi vida con tu calma,

alumbra con tus caricias mi alma

y hazme sentir lo que sentir yo quiero.

Borra de mi razón el desespero

de no poderte ver y haz que te vea,

no entre los muertos, si no en la marea,

de todo aquello que soñé contigo,

de todo aquello que contigo sueño.

Y  hasta que  nuestros  besos  sean eternos,

el tuyo  junto al mío, mi ángel bello,

hazme un guiño de luz ,pinta un destello

que ciegue mi pupila   atormentada;

brinda conmigo, amor, ríe bien alto

en esta noche bella. Y haz que ría,

porque  tu risa junto con la mía

recorra  los espacios infinitos   en caricia de amor;

no como un grito de desespero roto,

si como un beso eterno, que destruya los cotos

de la distancia, la niebla y el silencio;

que nuble  la razón y el sentimiento

y duerma en ti la fuerza de mis brazos.

Brinda conmigo, amor, dame tu abrazo

mas tierno, porque si lo recibo,

sabré que el corazón aún sigue vivo

latiendo  por las dos. Y aquel anhelo

de verte como estrella de mis cielos

será una realidad de luz por siempre.

Brindo por ti, ángel de amor , mi vida,

para que tú te sientas  tan querida

que  no  te olvides nunca de quererme.

Y hasta Dios decida concederme

la dicha de vivir siempre contigo,

duerme  en tu paz  amor, sueña conmigo,

duerme  tranquila mi cariño, duerme…

 

Anuncios

Un pensamiento en “Brindis por la hija muerta

  1. Pingback: Brindis por la hija muerta | almacrepuscular

Los comentarios están cerrados.