fotos móvil 785
Esa Mujer de mirada encendida

Esa mujer, de mirada encendida,

entre un alma que quiere ser perfecta

y un corazón de cierva perseguida,

va dejando regueros de su paso

por la retama verde del pinar.

Ninguno se detiene a contemplar

la súplica que sin pedir te pide;

sólo pide vivir, porque no vive,

y sus ojos no paran de llorar.

Pero yo se curarle las heridas,

con cirujana mano; no hace daño,

volverle los presentes por antaños,

volverle los antaños por presentes,

que es mujer demasiado inteligente

para quedarse anclada entre dos mundos.

Escaparán sus recuerdos profundos

de sus cenizas de Ave Fénix  rota.

No admitirá jamás esa derrota

que transforma las almas en cristales;

renacerán sus puntos cardinales

y cambiara en victoria sus derrotas;

las cascadas de lágrimas, en gotas

de ambarinas escarchas transparentes,

transformarán su cara, y de repente

esa luz que antes fuera zona oscura,

se volverá fontana de agua pura,

quitará las arrugas de su frente,

y sacará de negras sepulturas

esa risa tan suya, transparente,

esa alegría perdida de repente,

ese querer vivir, esa hermosura…

ese sentir de amor hacia su gente.

Que aquella que vivió siendo señora

y regalando gratis la sonrisa,

aun siendo levedad como la brisa

que besa la mejilla sin recato,

es como el agua fresca de un regato:

quita la sed en el verano ardiente,

y es remanso de paz ante la prisa

de ansiedad de vivir; y es refulgente

sol que ilumina la vida;

y es bálsamo que cura las heridas,

y es elixir que vuelve transparente

y es luchadora y es inteligente,

y es prudente y valiente y excesiva

y es dulce y es mujer y es eficiente

y es mordaz y es  veraz y es incisiva….

y es soñadora y es muy positiva.

Y por encima de cualquier palabra,

que  la alegría o el dolor  escriba,

muy por encima de cualquier palabra

es para siempre y lo será, MI AMIGA.

Anuncios

Un pensamiento en “

Los comentarios están cerrados.