DUELE

amanecer en la llanura castellanaDUELE

Duele el dolor ajeno no compartido
cuando el alma se rompe en trozos de pena.
Duelen las alusiones y las condenas
de los que nunca saben hablar sin daño.

Duele la lejanía, duelen los desengaños,
las palabras no dichas, las no condenas,
las ilusiones rotas y las cadenas
de las palabras mudas,cargadas de tristeza,

de indecisiones largas, como caminos rotos,
que no llevan a nada… Duelen las alas rotas
de mariposas ciegas, en las verdes praderas
llenas de flores… Duelen los ruiseñores

mudos de cantos bellos… Duele el amigo
que ha soltado su mano, tan débilmente,
que el mundo se lo lleva sin hacer ruido.

Duele el dolor ajeno… no comprendido.
Duele dejar que duela y no hacer nada,
cuando el dolor ajeno es de un amigo.

Manuel Pablos

Anuncios