Pero no eres piedra

 

Pero no eres piedra

Pero no eres piedra
en la que resbala, sin dejar señales,
insensible, el agua.

Pero no eres rio
que arrastra nostalgias, sin dejar señales,
en sus aguas claras.

Pero no eres noche
que oculta su cara en sombras miedosas,
fantasmas, calladas.

Eres otra cosa:

Eres luna clara, que cambia la imagen
gris, de su alma blanca,
alumbrando sombras,

llantos, esperanzas, miedos, ilusiones,
ternuras, palabras
que solo tu entiendes.

Eres alma hermosa, de miedosas ansias,
de entrega completa,
a los que te aman.

De luces y sombras, qué, en tus madrugadas,
apagas estrellas
y enciendes distancias.

Pero nunca piedra miedosa y callada…
Si acaso eres ninfa
jugando en las aguas.

Manuel.

Copyraig.

 

Anuncios